Casa Camino se vistió de blanco, azul y rojo para el 18 de septiembre

Con cuecas, juegos típicos, empanadas y anticuchos se celebraron las primeras Fiestas Patrias en Fundación Camino. Fue una jornada llena de entretención, alegría y harta paya.

Como buen 18 de septiembre, en Fundación Camino no quisimos quedarnos al margen de la celebración, menos cuando se trataba de las primeras Fiestas Patrias desde que se abrieron las puertas de Casa Camino, nuestra casa de acogida para jóvenes con cáncer de todo Chile. Eso sí, los preparativos comenzaron mucho antes e involucraron a toda la comunidad.

Fue desde inicios de mes que, junto al equipo psicosocial, nuestros jóvenes comenzaron a preparar todo lo relativo a la fonda, siempre privilegiando crear y hacer las cosas con nuestras propias manos gracias a las donaciones de diversas empresas y voluntarios.

Así, los pasillos de Casa Camino empezaron a teñirse de blanco, azul y rojo, con guirnaldas, tarros pintados y banderas tricolor, entre muchas otras cosas. Las tardes se hacían amenas en pos de este objetivo común.

Y fue así que también dimos con el nombre de nuestra primera fonda: luego de varias conversaciones entre los mismos jóvenes y un trabajo colaborativo, se llegó a que le llamaríamos “Fonda Camino pa’ tu Casa”.

Esta se llevó a cabo el 16 de septiembre y fue posible gracias a la cocina de Casa Camino, pero también por diversos donativos, como anticuchos, empanadas, bebidas, mote con huesillo, jugos y tortas. Fue el momento también de probar unos ricos dulces chilenos, los que habían sido hechos por los mismos beneficiarios el día anterior gracias a una clase de cocina.

Después de diversos concursos y payas, el momento cúlmine de la jornada fue cuando, gracias a las gestiones de una voluntaria, una pareja de huasos típicos hicieron una demostración de cueca, para luego enseñar a los asistentes los principales movimientos del baile nacional.